Comer y jugar. Todos podemos si todos queremos.

Se acabó el verano. Dicen que empieza el otoño, pero lo que de verdad está a la vuelta de la esquina es la Navidad. Época de turrón, villancicos y juguetes.

Juguetes. Dícese de ese entretenimiento infantil que tiene una facilidad pasmosa de entrar en casa y le cuesta horrores salir de ella. Cierto es, que si un adulto no  le echa una mano en encontrar la salida, sus pequeños dueños son incapaces de hacerlo por sí solos.

Sigue leyendo

Anuncios